lunes, 11 de junio de 2018

ENTREVISTA A MANUEL VICENT, BALADA DE CAIN, PREMIO NADAL


Libro y otros cuentos Carlos de Agustín entrevista a Manuel Vicent, ganador del Nadal con balada de Caín
Era una tarde de Londres y no llovía Desde el seno del Ritz inicie un recorrido espiritual por este país que ha dominado el mundo pero que no hacía una sopa decente. Antes de salir del hotel ya tenia una imagen de esta gente, sabía que en el Reunido Unido había malvados que blasfeman en voz baja, que los soldados van a la guerra con maleta, que este pueblo se las ha arreglado para vivir del resto de los mortales, y que son los más elegantes de la tierra. Admiro a los británicos sólo porque son prácticos y van al grano, no dan la lata contando enfermedades, problemas de hijos e intimidades sentimentales. Mantienen un sabio desprecio de todos y de si mismos. Este pueblo cortó algunas cabezas a su debido tiempo, solo las precisas, luego no ha cortado más. Cromwell fue el único capaz de cerrar el parlamento y tiene una estatua junto a la cámara de los lores. Si alguien no entiende esto será mejor que se quede en casa. 

 



Escribe como los ángeles Manuel Vicent y le han dado el premio Nadal por balada de Caín. Está en Madrid al otro lado del teléfono. Dicen tus amigos que eres uno de los escritores mas vagos del país. Ahora se escribe demasiado y cualquier autor después de cien libros se salva sólo por un par de ellos. La cosa está inventada
El trabajo lo considera como una maldición y se escapa de el
Nos hemos olvidado de que el trabajo es un castigo, pero a partir de Calvino se le da la vuelta al asunto, era una forma de realizarse y salvarse. Hay que trabajar lo menos posible y por obligación. Si no trabajáramos nos aburriríamos porque hay muchas horas. Da también la posibilidad de distraerse y no pensar en uno mismo.
Como es un hombre de bien, esos tres millones de pesetas los habrá invertido en bonos bancarios de esos que te dan una liquidez del 15% y una desgravación impresionante. Me lo gastaré en pagar mis deudas a Alfonso. Alfonso vende de todo dentro del Gijón. No lo he invertido en cosas de provecho. De bonos y eso no sé nada. 

 
De la noche a mañana se ha convertido usted en empresario, socio capitalista. Tiene una galería de arte que es de su mujer, no es un eufemismo y en ella sólo participa indirectamente. Con la crisis económica de los tiempos que corren, usted escribe algún artículo y tiene ese puesto a medias con Alfonso y puede vivir con todo ello.
Sí, porque no le pido mucho a la vida, el lujo es hortera y manifestar el lujo y bienestar es impúdico y hortera. Lo mas elegante es la sobriedad
Es un optimista bien informado por lo que es un pesimista s in remedio.
El pesimismo es un deseo de ser feliz, una fe absoluta en la felicidad de los hombres y de las cosas.
Los domingos por la tarde yo recortaba artículos que me parecían interesantes y de usted recortaba todos. Ahora solo escribe los martes una columna, ¿eso es suficiente?
El periodismo quema mucho y la gente se aburre de una firma enseguida y no hay tantas cosas que decir. A mí ya no se me ocurre absolutamente nada. El hecho físico de escribir después de unos años lo vuelve una tarea relativamente fácil. Decir una cosa interesante eso es lo difícil. No quiero dar la lata al lector.
Antes escribió maldades y duendes del periodista Calvo, premio de la agencia efe, o la historia del viejo que vivía en soledad absoluta con la única compañía de una mosca. Me quedé con ganas de conocer a su perra Lara que falleció y la que dedica un relato.
Los animales te ofrecen un amor sin culpa, no te exigen nada. Entre el hombre mortal y los animales el amor es casi puro.
“La voz de Amancio Prada emerge de un lirismo abrasado, te obliga a cerrar los ojos y pronto viene una lejana memoria de cáliz renacentista que prueba de luz el interior, de álamos y vuelos de halcones y ruiseñores, de murmullos de doncellas. Lo pueblan naves aun medievales. El público reclinado que abarrota el recital, después de cada recital sorbe mosto de granada”.
Canción de Amancio Prada

 
  






Manuel Vicent es un desmitificador de las letras. En el 85 en plena feria de San isidro dice que si los toros son cultura el canibalismo es gastronomía y se armó la parda.
Todo puede refinarse hasta la cultura. No estoy a favor de prohibir nada, como se decía en nuestros tiempos gloriosos; prohibido prohibir. Pero los toros son anticultura y cuando evolucione el país la fiesta de toros caerá por sí misma. Hay que atacar a los toros, dando cultura y sensibilidad a la gente.  Que la fiesta la haga el pueblo y no la promueve el estado. Que no se le de ínfulas desde el punto ministerial Los ministerios lo fundamentan. Si la abandonan a su propio destino caerán, es una fiesta que tiende a desaparecer. La juventud no se interesa por los toros
Entre un buen pasodoble y una música de Mozart no tiene duda Hay pasodobles que están muy bien, pero no tienen ni color con Mozart
¿Por qué balada y el personaje de Caín?
Baladas porque no es más que una sucesión de imágenes casi poéticas en torno a la figura de este personaje literario.  Los titulos no son muy importantes, no dicen demasiado. (para las tres personas que llamen a la emisora regalará Carlos tres libros del fondo editorial de Planeta)
¿qué libro está leyendo?
Los negros curros sobre Cuba, de la historia del trabajo, la esclavitud en el XIX. Ha viajado a la Habana para unos reportajes que voy a hacer de ciudades del mundo. Hice reportajes por países del fondo común. Con esos trabajos se publicó Ulises tierra adentro. De esos países europeos que visité todos merecen la pena. Europa es el balneario del mundo. Hay algunos más aburridos que otros. Simpatizo mucho con Italia, Portugal, e Irlanda que me sorprendió. Son países muy tópicos, que ya conocemos, pero se descubren cosas nuevas. En Italia al Dios se le ha ido la mano altamente.

 
Hace tiempo hizo un trabajo sobre EEUU y había elecciones allí. Es un desmitificador porque en la primera página había un artículo del embajador y en las siguientes páginas usted tiraba todo lo que decía el embajador de que era maravilloso EEUU por la borda
Es un continente ni bueno ni malo porque alli esta lo mejor y peor del mundo, en Nueva York. Te puede gustar más o menos pero allí está todo.  El arte y la ciencia se hace alli. Hay payasos que asesinan niños y entierran en jardín mientras otros tocan el saxofón.
Estamos con ganas de leer la balada de Caín, estamos deseando que llegue a las librerías. Le recomiendo que trabaje un poco más, y escriba más páginas, ¿cuándo hará una página doble en el periódico? porque si no tomaré medidas más drásticas, tendré que hablar con alguno de sus jefes y hablaré con Cebrián. Después de leer tantos atentados y miserias humanas de los periódicos no nos pueden quitan la terapia de las paginas del señor Vicent. Si nos quitan eso nos hacen polvo. Hay que escribir lo mínimo y que sea mínimamente interesante para el lector, se defiende Vicent.  No, no me conformo con la tirita de los martes. Soy muy dictatorial en eso, no entro en el debate. En este programa tenemos muy claro que si no somos como niños no vamos a entrar en el reino de los cielos, y por eso me emociona que canten los niños. Teresa Ibáñez todas las semanas se lleva un libro, porque es la primera que llama en el sorteo.
Canción; Que canten los niños, que alcen la voz… 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario