sábado, 9 de junio de 2018

IÑAKI MARTÍNEZ Donde los hombre llevaban sombrero


IÑAKI MARTÍNEZ - Mª EUGENIA SALAVERRI
Donde los hombre llevaban sombrero
Nace Iñaki en Guatemala, en el 50, de madre panameña y padre vasco de Ortuella, miembro de la brigada en la Francia ocupada de los alemanes. Fue a Bilbao a los 4 años, estudió aquí. Milita en sociedades antifranquistas, fundador de dos partidos políticos ELA y Euskadiko Esquerra. En el 80 va a América central, en la comisión de relaciones internaciones de la guerrilla salvadoreña y estudia derecho en Deusto. Desde el 90 ejerce de abogado, es cónsul honorario de la republica de Panamá para el país vasco 6 años. En 2009 delegado del gobierno vasco para Colombia Venezuela América central. Vive entre Panamá y Bilbao. Sus actividades tan novelescas. Ha impulsado proyectos de arte culturales, artículos de política internacional en muchos medios y países. 



En 2013 publica Errasti, trata de la extorsión de empresarios vascos por eta. En 2015 ciudad de la mentira, que nos reunió en esta biblioteca hace dos años, finalista del Nadal ese año. Se habían presentado 335 novelas de muchos países. La tercera novela es esta, sobre la Habana del 53, cuando Batista está en el gobierno, y la mafia campa a sus anchas en las islas, los jóvenes revolucionarios intentan derrocar al dictador sin esperanzas y las mujeres visten por el malecón como en Nueva York. Tata esta novela del secuestro a un joven millonario. Staliner Mortinez es agente de la inteligencia americano en misión especial, Joan Alison es convertida en famosa guionista y Martin de Ugarte cuelga los hábitos y enseña en su clase francés. Eran los protagonistas de la ciudad de la mentira.
Han pasado diez años que son muchos, pero no para un novelista. los personajes de tañer eran muy jóvenes, juan infante es compañero abogado y novelista. son viejos amigos.  Los personajes pueden vivir por si mismos más allá de la intención del novelista. Al acabar la novela anterior los personajes rondaban la treintena y tenían mucho que ofrecer al público. La novela funcionó. Le siguen publicando, el negocio es así. La ha escrito íntegramente en América. Lleva 3 años viviendo alli, pero ha vuelto hace dos semanas, a residir aquí, aunque viaja a alli. Tenia muchas horas de ocio que dedica a escribir. Se desarrollo en la Habana, que conoce bien. Propicia para intrigas. Ama la ciudad. Las ciudades funcionan como un personaje más. 

 
¿Cómo está Cuba ahora? Tánger la visitó en muchas ocasiones. La Habana la conoció en los años 50, antes de la revolución. Fulgencio Bautista da el golpe de estado en el 52, un régimen insoportable, humillante para los Cubanos. La mafia yanqui estaba instalada desde el 46 alli y hace de la ciudad su campamento, santuario. Lucio Luciano, los hermanos Blansky dirigían todas las actividades ilegitimas en la Habana con la complicidad del régimen. Le compraron con dinero. El les dio apoyo y protección. Los rebeldes reaccionan, los estudiantes de la universidad Nacional y se producen los primeros movimientos estudiantiles de la federación de estudiantes Cubanos. La Habana es hermosa pese a su deterioro aparente. En las grandes metrópolis sudamericanos te encuentras con selvas de cemento, grandes edificas de 50 plantas, en las que hay poco espacio para el ciudadano que habita la ciudad, pocas aceras y parques. Es la versión del capitalismo más salvaje que se da en buena parte de América latina. La Habana sigue anclada en esa arquitectura de los años 50, de casas bajas y palacetes de dos plantas, de grandes columnas, muchas avenidas con arboledas. Conoce bien América Latina. La madre es panameña. Lo conoce en los 80 y cuando en 2009 por trabajo recala alli. El cargo era para toda América central Colombia Venezuela y Ecuador. Lleva dos años y medio en esos países. ¿Con qué lo comparamos? No con Francia, sino con los países vecinos, México, república dominicana, Ecuador, y el sur está muy lejos Argentina Chile. El acceso a la salud publica en Sudamérica es desastrosa. En Europa y en el país vasco tenemos una salud publica excelente. No pueden contratar un seguro privado en la totalidad de países de América central y el caribe, son expulsados de los hospitales. Eso no ocurre en Cuba. La inseguridad ciudadana de los vecinos a Cuba es terrible y agravada en últimos años, hay mas violencia organizada y no organizada. Hay un abismo social económico creado en las sociedades latinoamericanas. Cuba no tiene estos problemas. Tiene un recorrido vital que no puede evitar y se siente cómodo en democracias formales votando en elecciones. Eso no existe en Cuba y hay déficit de libertades. En Cuba hay que mirar todas las aristas del problema. 

 
Son personajes distintos entre sí con características comunes; el conflicto corazón cabeza, la afición a los secretos, la facilidad con que viven dobles vidas. El es así en su vida y en su familia han existido peripecias de orden político, cosas desconocidas. Los hijos de Valentín Martin Hacha supieron que su padre había estado en la segunda guerra mundial con 20 años. Había ocultado el tema. Eran cosas de las que no había que hablar. Tenía documentos de la brigada vasca. Ellos eran adolescentes. Guardaba el secreto para evitar que sus hijos repitieran la historia y se metieran en líos. Estuvo en el inicio de la transición y democracia. Pero cuando se aprueba la constitución necesitaba nuevas aventuras. El 19 julio del 79 los sandinistas ganan las elecciones y Managua era una fiesta, estaban todos los revolucionarios de todos los continentes. Los salvadoreños preparaban su revolución. Estuvo 25 años con ellos. Pudo conocer secretos, y guardarlos. Hace novelas de espías, personajes con vidas dobles y ambiguas. Le ayuda a recordar viejos tiempos y se siente muy bien. 

 
Parecía que la literatura de espías estaba en declive. Le gusta un espía muy concreto. Admira a los espías de verdad y a los de las novelas, manipulación del autor. Ha encontrado a gente muy coherente, que no pone por encima de otras razones, el dinero o intereses materiales, sino su coherencia, su servir a una causa que es acertada o injusta. Gente que cree en ideales y empeña su vida en el secreto. Los que son espías no se lo dicen ni a la mujer. Kim Philby fue un topo en los servicios británicos, porque lo de la CIA es un invento de hace 50 años. Fue el topo de la URSS y superó pruebas de la inteligencia británica que sospechaba que era espía soviético. Soportó interrogatorios y torturas negando todo. Fue rehabilitado en el servicio de espionaje y no tuvo más remedio que poner pies en polvoroso camino a Moscú para salvar su cabeza. No lo hacían por dinero. Creía en la causa del comunismo. Le interesa la psicología de los personajes. tenia un apartamento pequeño en la URSS después de haber vivido en Inglaterra con todo lujo. 

 
Hubo espías en Bilbao. Está escribiendo una novela con un contexto político de la transición años 70. Tuvo un papel importante en la política vasca pues fundó junto a joseba Kener ela y euskadiko eskerra. Había incertidumbre de lo que iba a pasar en España tras la muerte de Franco. Estaban los aperturistas y los intransigentes del sistema. El régimen no estaba bien apuntalado desde la estabilidad política. Los opositores de Franco teníamos muchos intereses. El partido comunista se pronunciaba democráticamente, pero en el contexto de la guerra fría, parecían instrumentos de la URSS. Había partidos de orientación maoísta. La revolución del 25 de abril de Portugal fue un ejemplo. Y los servicios de espionaje importante se instalan en Bilbao. Se instalaron en Bilbao porque todos querían saber qué iba a pasar en el país vasco. La amenaza de una organización como ETA fue un alboroto. En un informe escribieron; idiotas no debían ser porque mataron a Carrero Blanco. Instalaron sus antenas y hubo un gran movimiento hasta que la democracia se asentó de forma formal. El consulado norteamericano que estaba en Deusto se fue de Bilbao e hicieron las maletas. Cuando muera Franco qué dios nos pille confesados, mejor que nos pille en san juan de luz
Los vascos somos malos de encerrarnos en cuatro paredes, somos proclives a la aventura sea de una clase o otra. Hay algo en el vasco que le hace ser inquieto. El mundo está lleno de vascos. Antes te encontrabas con curas o monjas, ahora encuentras vascos en cualquier esquina, trabajando de forma dispar y en todos hay un denominador común de recorrer mundo y vivir aventuras. Pio Baroja lo retrató muy bien. El vasco es un correcaminos. Hay mucha música y cine. Escribe rápido, pero piensa en lo que debe hacer. cuanto más escribes mejor salen las cosas. Lee a otros escritores que necesitan un espacio determinado, una mesa, un boli. María Eugenia tiene talento para los diálogos. No tiene tabús. Puede escribir bajo un árbol o en la cama con el ordenador en las rodillas. Se concentra bien. Puede salir de una reunión que ha hablado de otras cosas y vuelve a sus personajes y retoma lo que había escrito. Sus jornadas de escritura son de tres horas y luego lo retoma al día siguiente. 

 
En sus personajes hay mucho de él, sean de la edad o género que sean. Es inevitable porque son una fotocopia de uno mismo. En Stanley hay mucho de él. En Joan Alison también. En Fréderic hace un uso más instrumental. Usa lugares emblemáticos, personajes con arte y luego hilarlo bien. ¿En qué te esfuerza más? Tiene mucho interés en crear los personajes con coherencia, Cuando termina la novela el lector examina el comportamiento de un determinado personaje y ahora entiende por qué se comportaba el personaje en ese capítulo. No le gustan los saltos en el vacío; ese protagonista que era el mas bueno al principio y acaba siendo el más perfecto de los ciudadanos. No le gustan las sorpresas. Esos personajes pasan por vicisitudes y comportarnos distintos según las etapas de la vida. Trabaja mucho los personajes en el contexto de lo que es la novela de entretenimiento. Hay tres autores que relee mucho; Graham Greene, Josep Conrad y Ian Mc Ewan. Operación dulce es una gran novela. Pasan muchas cosas y se comportan como seres humanos. Hay mucha humanidad en los protagonistas y en los aleatorios; el nazi, torturador, una prostituta. Todas las vidas tienen intereses para él. 
 
¿Cuánto sabes de la novela al empezar? Planifica y estructura mucho la novela. Sabe el curso de la novela. Dedica mucho tiempo a eso, pero luego las cosas cambian las perspectivas, pero trabaja mucho la estructura. El desenlace fue una sorpresa, pero llegó. Trabaja mucho. Le dedica mucho tiempo a documentarse y le entretiene hurgar en las hemerotecas. La Habana era extraordinaria en los 50 por los diarios y revistas que se editaban. Lo ha consultado. El guionista de Casablanca estaba agobiado con lo siguiente. Pero él no se sintió presionado sino feliz. El 6 de enero del 2016 era finalista del Nadal y el 16 de enero empezó a escribirla, sin parones. Conocía ya la historia. Desde que terminas la novela hasta que se edita pasan cosas en las editoriales donde uno no interviene. Pero la cabeza sigue funcionando, planeando la novela siguiente. Ha triunfado, ha vivido más vidas que la mayoría y se ha rodeado de muchos amigos con gran lealtad. Han venido todos sus amigos, salvo los de América. Los amigos le dan sentido en la vida, no ha tenido pareja ni familia. 

Juan infante es buen novelista de novela negra. Tánger tiene una potencia tremenda en la época que se sitúa, fue refugio de gente intelectual, políticos, de espías. Fue una ciudad potente. Aron Tecler dirigía la España de Tánger, Paul Bowles, los hermanos Goytisolo… esos intelectuales han desaparecido. Los personajes principales están logrados y con una fuerza muy grande. Los une con personajes secundarios y la novela es estupendo. Segundas partes son novelas, pero esta novela mejora la anterior, es más redonda, personajes más maduros, más desarrollados. Los secundarios están bien también, los hermanos Blansky, dos hermanos de la mafia. Esto es en el 53, en el 59 es la revolución. Tenía Cuba un producto interior bruto superior a España. Es muy atractiva la Habana y estan en la calle recorriéndola. El final acaba muy redondo. Tiene mucha fuerza. Tiene una amiga castrista que cuando dices Cuba llora. Le debe regalar la novela. 

 La vida en la Habana es cómoda y no da miedo, pero cuando sales en coche y vas a Matanza Paradero y aquella noche pasas mucho miedo a las 10 de la noche con los policías que hay por ahí porque les paran cuatro veces. En el 78 en Deusto la gente de su cuerda tiene hijos con otra ideología y no les dejan ni estudiar en Deusto. En el euskalduna la policía les hacia correr. A una persona concreta que ha llegado al Cervantes español su hijo no ha podido estudiar en Deusto. No dice que Cuba sea un paraíso. Tiene amigos alli y le explican la situación y hay problemas de todo tipo. Pero en el examen de Cuba debe compararse con países vecinos, no con Europa. En inseguridad ciudadana hay esos problemas. En los países socialistas hay una obsesión por controlar todo y la seguridad. En otros países te pararían delincuentes comunes que te atacan directamente. El corrió detrás de la policía y las trayectorias vitales de cada persona son muy diferentes. Tánger la Habana son ciudades seductoras, en transición y con desigualdades. Esos dos escenarios y su propio recorrido político de la transición se han unido a la afición por el espionaje y por la literatura. Había mucha materia alli y no quiere moverse de ese genero y las dos cosas han influido y la experiencia intangible que a veces no hacemos demasiado caso, pero que llevamos con nosotros y sale a relucir. Pasan a la firma de libros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario